Cómo elaborar una bibliografía

Una vez se ha tenido acceso a todo el material bibliográfico se han de tener en cuenta varios aspectos que conviene conocer con el fin de familiarizarse con los procedimientos adecuados de trabajo seguidos por los filólogos. Son especialmente relevantes los siguientes:

 

a)      Cómo elaborar una bibliografía: es importante saber que existen diferentes sistemas de citas y referencias, que no son en absoluto uniformes. Lo que sí comparten todas es que recogen los siguientes datos: autor, título, datos editoriales/ datos de la revista, nº, año y páginas. Destacan dos sistemas bibliográficos:

  1. El hispánico tradicional, con las notas a pie de página
  2. El americano (MLA) que coloca en el cuerpo del texto el apellido del autor y el año entre paréntesis seguido de las páginas y recoge las referencias citadas en una lista bibliográfica final

Un ejemplo: el sistema bibliográfico utilizado por la Revista de Poética Medieval.

 

Los textos, artículos, notas y notas bibliográficas irán precedidos de una hoja en la que figure también el título del trabajo; nombre del autor; dirección, teléfono, correo electrónico, Centro Asociado al que pertenecen y fecha de envío de la PEC. 

El título del trabajo (PEC de Textos Literarios de la Edad Media) irá centrado, en mayúscula, negrita y en cursiva. Interlineado simple. Letra: Times New Roman, cuerpo 14.

 

El nombre del autor irá centrado, negrita, cursiva. Debajo, también centrado y en cursiva, nombre del Centro Asociado al que pertenece. Letra: Times New Roman, cuerpo 12. Los trabajos se presentan con interlineado 1,5 líneas; si hay apartados se numeran y se marcan con negrita. Letra: Times New Roman, cuerpo 12.

 

Las citas que superen los tres renglones se sangran con sangría francesa y se reducen a espacio 11, con letra Times New Roman, cuerpo 11. Si es un poema se centra, manteniendo el margen de los versos, sangrado el primero con dos espacios. Las citas inferiores a tres líneas irán en el cuerpo del texto entrecomilladas y al mismo tamaño que el resto.

 

Las notas, siempre a pie de página, con letra Times New Roman, cuerpo 10.

La bibliografía se desarrolla en las notas.

 

Normas de citas bibliográficas:

Para las citas y para los artículos se usarán siempre las comillas “”. Si dentro del entrecomillado apareciera una segunda cita se utilizarían entonces otras comillas sencillas.

 

LIBROS: Nombre del autor, Título en cursiva, Ciudad, Editorial, Año [no esnecesario indicar la colección o la serie a la que el libro pertenece, sí la fecha de la primera edición –si se conoce– que puede colocarse entre corchetes después del título]. Ejemplo:

 

James J. Murphy, La retórica en la Edad Media. Historia de la teoría de la retórica desde San Agustín hasta el Renacimiento [1974], México, Fondo de Cultura Económica, 1986.

 

Si se trata de una EDICIÓN de un texto, después del título se pondrá el nombre del editor y tras éste, si lo hubiere, el del autor de una presentación o un estudio preliminar. Ejemplo:

 

Marqués de Santillana, Comedieta de Ponza, sonetos, serranillas y otras obras, ed. de Regula Rohland de Langbehn, estudio preliminar de Vicente Beltrán, Barcelona, Crítica, 1997.

 

Si son ACTAS, se indica el autor, el trabajo entrecomillado, el título del volumen, en cursiva, los editores de las actas, y ya la Ciudad, Editorial, Año y las páginas [pp.]. Ejemplo:

 

Cesare Segre, «What Bakhtin Left Unsaid. The Case of Medieval Romance», en Romance. Generic Transformation from Chrétien de Troyes to Cervantes, ed. K. Brownlee y M. Scordilis Brownlee, Hannover-London, Darmouth College-Univ. Press of New England, 1985, pp. 23-46.

 

REVISTAS: Autor, «Título» [entrecomillado], Título de la revista en cursive, número [en numeración arábiga; si hubiera que indicar volumen de ese año se separaría de la primera cifra con dos puntos], (año) [entre paréntesis] y páginas [pp.]. Ejemplo:

 

Aníbal A. Biglieri, «Jerusalén en la obra de Alfonso X», en La corónica, 24:2 (1996), pp. 41-54.

 

En la primera cita de un libro, una edición o un artículo se desarrolla la referencia completa, remitiendo después a la misma de un modo abreviado: si es un libro con ob. cit., si es una edición con ed. cit., si es un artículo con art. cit.; ibídem se emplea si las citas son consecutivas.

 

Para no aumentar en exceso el número de notas a pie de página, si el trabajo se centra en el análisis de una obra concreta, lo normal es que aparezcan en el cuerpo del mismo trabajo numerosas citas a ese texto; vale, en este caso, con poner después de la cita el número de la página entre paréntesis.

 

b)      Las citas o las palabras del original se citan entre comillas para diferenciar las de nuestras propias palabras sobre un texto.

c)      Las referencias tomadas de internet deben incluir siempre la última fecha de consulta. Ej: Biblioteca Virtual Cervantes: <http://www.bibliotecavirtualcervantes.com> (último acceso 23/11/2011).

d)      La rigurosidad y la escrupulosidad son fundamentales. En el trabajo filológico las referencias tienen que estar comprobadas (no citadas a través de terceros), han de ser completas y sistemáticas. Asimismo, los términos procedentes de otras lenguas deben marcarse en cursiva o entrecomillados.

e)      Conviene cuidar la presentación general del trabajo, incluir índices temáticos, de autores, obras y todos aquellos materiales que puedan resultar de interés al lector. Es muy útil aprender a elaborar índices con el propio Word. Se recomienda utilizar algún manual de estilo y organizar la bibliografía mediante una base de datos o gestor bibliográfico como wordreference, endnote o zotero.

f)       Otro aspecto importante es la síntesis bibliográfica crítica. Hay que aprender a elaborar un estado de la cuestión (en inglés “state of the art”), que es una reflexión crítica cronológicamente ordenada sobre la bibliografía existente sobre un tema concreto en el que, a continuación, se va a aportar algo nuevo. Más información sobre cómo elaborar este tipo de trabajo puede encontrarse en http://tesiscualitativa.blogspot.com.es/2009/03/el-estado-de-la-cuestion.html

g)      El lenguaje y el tono del trabajo debe ser académico y propio de la lengua escrita, redactado y no esquemático y evitando el uso de expresiones coloquiales y abreviaturas inadecuadas (sí se aceptan, en cambio, abreviaturas como las generalmente usadas para referirse a las bibliotecas más comunes o a las revistas del área. Conviene, no obstante, recogerlas en un índice de abreviaturas inicial).

 

 


Elena González-Blanco García

Elena González-Blanco es una investigadora de reconocido prestigio en Humanidades Digitales en España y en el ámbito internacional, pues además de ser la Directora y fundadora del Laboratorio de Innovación en Humanidades Digitales de la UNED (www.linhd.uned.es), -nombrado primer Clarin-K Center junto con la UPF y la UPV-, es miembro del Comité Ejecutivo de la European Association for Digital Humanities (EADH), del Centernet International Executive Committee for DH centers www.centernet.org, del Scientific Advisory Board de la ERIC europea Clarin.eu, del comité directivo de Global Outlook:Digital Humanities, del ADHO Awards Commitee, y del Conference Coordinating Commitee de ADHO, además de haber sido nominada el pasado año para el TEI Consortium Board y de serlo este año para el TAPAS Advisory Board. Dirige dos Títulos propios de la UNED (de Experto Profesional en Humanidades Digitales y en Edición Digital Académica, de 30 créditos) y la escuela de verano DH@Madrid Summer School, que incluyen una amplia participación internacional de estudiantes hispanohablantes. Es la representante de la Comisión Local Organizadora del II Congreso Internacional de Humanidades Digitales Hispánicas www.hdh2015.linhd.es, en el que participan más de 100 ponentes de 27 nacionalidades diferentes.

More Posts

Follow Me:
TwitterFacebookLinkedInGoogle Plus

Elena González-Blanco García

Elena González-Blanco es una investigadora de reconocido prestigio en Humanidades Digitales en España y en el ámbito internacional, pues además de ser la Directora y fundadora del Laboratorio de Innovación en Humanidades Digitales de la UNED (www.linhd.uned.es), -nombrado primer Clarin-K Center junto con la UPF y la UPV-, es miembro del Comité Ejecutivo de la European Association for Digital Humanities (EADH), del Centernet International Executive Committee for DH centers www.centernet.org, del Scientific Advisory Board de la ERIC europea Clarin.eu, del comité directivo de Global Outlook:Digital Humanities, del ADHO Awards Commitee, y del Conference Coordinating Commitee de ADHO, además de haber sido nominada el pasado año para el TEI Consortium Board y de serlo este año para el TAPAS Advisory Board. Dirige dos Títulos propios de la UNED (de Experto Profesional en Humanidades Digitales y en Edición Digital Académica, de 30 créditos) y la escuela de verano DH@Madrid Summer School, que incluyen una amplia participación internacional de estudiantes hispanohablantes. Es la representante de la Comisión Local Organizadora del II Congreso Internacional de Humanidades Digitales Hispánicas www.hdh2015.linhd.es, en el que participan más de 100 ponentes de 27 nacionalidades diferentes.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *